Pictures between Books

De fotos, libros y vuelaplumas

Fragmentos de Polaroid XXV

On
jueves, 17 de mayo de 2018



© Paula InBlue


Reseña. El Crimen del Ómnibus

On
domingo, 13 de mayo de 2018


El Crimen del Ómnibus (Edición ilustrada), Autor: Fortuné du Boisgobey Traducción de: Eva María Gonzalez Pardo Editorial dÉpoca. Colección: dÉpoca Noir312 Pág.
 ****



Con El Crimen del Ómnibus me sumergía en el mes de mayo y suponía mi primera lectura de una editorial que descubrí hace ya algún tiempo y de la que aun no había podido disfrutar de sus lecturas. De esas que guardas con celo para el momento idóneo y que todo sea perfecto a la hora de devorar sus páginas. El estreno no ha podido ser más satisfactorio y es que la magnífica obra de Boisgobey se lee sin darte cuenta, avanzando por sus páginas hasta que levantas la mirada y ves que han pasado horas y que llevas más de la mitad del libro. La edición es maravillosa, es una edición ilustrada, con las ilustraciones originales de Charles Dana Gibson y Gottfried Heinrich Wilda y una elección de cubierta que no podía gustarme más, pues recoge la obra "Paris bus painting, Omnibus II" del pintor impresionista: Anders Zom (1892).




Sinopsis



Nos encontramos en París en 1878. Una joven muere misteriosamente en un ómnibus de la ciudad. El pintor Paul Freneuse —testigo de la escena—, al darse cuenta de que la joven que viaja junto a él está muerta, comienza a pensar que tal vez ha sido asesinada sin que ningún pasajero se haya dado cuenta, y comparte su deducción con su amigo Binos. Freneuse debe ocupar su escaso tiempo en completar el cuadro que presentará a la Exposición Universal, pero Binos no cejará en la investigación del crimen. El lector hará entonces un recorrido por el París más bohemio, con pistas salpicadas en cada capítulo —una aguja envenenada, el fragmento de una carta…—, una historia de amor, un par de asesinos particularmente audaces, un policía profesional…





El autor, Fortuné du Boisgobey (1821-1891), fue un escritor francés de notoria fama por ser el impulsor de la novela policíaca folletinesca, aquella que se publicaba por entregas o folletines. El autor más leído en Inglaterra hasta la irrupción de Arthur Conan Doyle. un autor que recrea un misterio en habitación cerrada, como lo hiciera Agatha Cristhie con su Oriente Express y que, sin embargo, ha llegado a nuestros días en comparación con los autores citados, casi como un desconocido.


La novela

Estoy encantada con esta lectura y su descubrimiento, tanto del autor, como el que por fin haya podido acercarme a la colección de esta editorial que en mi opinión realiza un trabajo muy destacable. Boisgobey, maestro en la materia, nos sumerge desde el inicio en una trama casual, urbana y con la que te atrapa desde la primera página, ya que esta sucede en un momento cotidiano, y a una persona con la que podemos identificarnos perfectamente. La trama la va desarrollando con maestría, mostrándonos una serie de personajes y situaciones propias del París de la época (Belle Époque), por lo que, además de embelesarnos con un misterio, nos realiza  a modo de fotografía un excelente retrato costumbrista de la época. Estos dos ingredientes junto a la elección de los "detectives", que no son otros de dos pintores totalmente dispares, quienes irán incluyendo en el embrollo a una serie de personajes pintorescos y dando lugar a situaciones que desgranan capa a capa el misterio; todo ello hace de la novela un disfrute. Posee un ritmo continuo, rápido, y una trama muy bien hilada. Si os gustan las novelas policíacas, los misterios y una cuidadísima ambientación, este título es una perfecta recomendación.


¿Qué opináis vosotros de esta obra?, ¿La habéis leído?, ¿Conocéis algo más del autor?, ¿Otros títulos imrescindibles de la editorial?


¡Nos encontramos en la próxima lectura!

Crónicas de una Piedraviva. Ruinas

On
sábado, 12 de mayo de 2018

Esta es la historia de un legado: la herencia otorgada a la última de los Piedraviva.


Robert Loukotka



Resumiendo abril

On
martes, 1 de mayo de 2018

Cuarto mes del año en lecturas. Primavera.


Como ya inicié en enero, lanzo esta entrada con un resumen de mis lecturas mes a mes, añadiendo la estación de las mismas, con la idea de a finales de año, comprobar mi variabilidad estacional y hacer un pequeño estudio de mis preferencias si son muy marcadas entre una estación del año y otra. (Experimentos que tanto me gustan). Por ahora, está comprobado que leo bastante más en invierno.

Como comentaba, algunas lecturas irán bastante fijas, como las pertenecientes a los clubs de lectura, a los que hay que añadir este mes uun tercero sobre literatura medieval:




Al haberme creado una cuenta de instagram, suelo llevar las lecturas bien organizadas y tener foto de casi todas ellas, así que ya no hay excusa para esta entrada que será visual.


Como ya me ocurriese con marzo, abril también ha sido un mes muy flojo en lecturas; flojo en cuanto a cantidad hay que decir. Cuatro han sido las elecciones para este mes, dos que me han maravillado y dos de fantasía y aventuras que me han hecho pasar ratos muy divertidos. He fallado con el reto para este mes, propuesto por el club de lectura medieval, y que correspondía a la Saga de Egil Skallagrimsson, no queda otra que apuntar la lectura para verano. Tampoco me ha dado tiempo al reto de un mes, una lectura de detectives.  ¿Qué ocurrirá en Mayo?

Notas de abril desde el Alerce Rojo.

On
martes, 24 de abril de 2018




 Día 5


Resumiendo marzo

On
lunes, 2 de abril de 2018

  Tercer mes del año en lecturas. Fin del invierno e inicio de la primavera.


Como ya inicié en enero, lanzo esta entrada con un resumen de mis lecturas mes a mes, añadiendo la estación de las mismas, con la idea de a finales de año, comprobar mi variabilidad estacional y hacer un pequeño estudio de mis preferencias si son muy marcadas entre una estación del año y otra. (Experimentos que tanto me gustan).

Como comentaba, algunas lecturas irán bastante fijas, como las pertenecientes a los clubs de lectura, a los que hay que añadir este mes uun tercero sobre literatura medieval:




Al haberme creado una cuenta de instagram, suelo llevar las lecturas bien organizadas y tener foto de casi todas ellas, así que ya no hay excusa para esta entrada que será visual.


Este ha sido un mes flojo en lecturas; flojo en cuanto a cantidad y en cuanto a disfrute por mi parte. De los cuatro libros leidos este mes (Muy poquito, pero es que ha sido un mes de mucho lio), he disfrutado muchísimo dos de ellos y he aborrecido e incluso abandonado otros dos. Amé Los pequeños hombres libres de Terry Pratchett y Suave es la noche de Francis Scott Fitzgerald, Me resultó insulso y casi aburrido el misterio del Cuarto amarillo de Gastón Leroux y aborrecí y tuve que abandonar La abadia de Northanger. Esperemos que las lecturas de abril sean más y mejor.


Fragmentos de Polaroid XXIV

On
miércoles, 21 de marzo de 2018
© Paula InBlue


Los bosques son arañazos de pincel.